Autismo no verbal y lectoescritura

Muchas personas con autismo no verbal no pueden tener serias dificultades de comunicación. De forma que no pueden decirles a otras personas lo que saben o lo que piensan. Y por tanto les es muy difícil expresar sus deseos o decisiones.

Aproximadamente un tercio de las personas con autismo no pueden comunicarse mediante el habla, a pesar de que hayan tenido intensas terapias de lenguaje y a la mayoría nunca se les proporciona una alternativa eficaz, como por ejemplo sistemas aumentativos o alternativos de la comunicación (SAAC)

Este hecho va a limitar considerablemente sus elecciones, expresar deseos, y obviamente limitará sustancialmente cualquier tipo de posible oportunidad de decidir sobre sus propias vidas.

Sin embargo, un nuevo estudio realizado por científicos de la Universidad de Virginia sugiere que muchas de estas personas tienen capacidades de lectoescritura, lo que plantea la posibilidad de que puedan aprender a expresarse mediante la escritura.

El estudio publicado en la revista Autism informa que cinco veces más adolescentes y adultos con autismo no verbal, demostraron conocimiento de las convenciones del lenguaje escrito de lo que se esperaría según estimaciones anteriores de sus habilidades. El hallazgo tiene implicaciones importantes para los millones de personas con autismo en todo el mundo que tienen poco o ningún habla y que a menudo se supone que son incapaces de alfabetizarse.

Si asumimos que alguien que no puede hablar no entiende, eso limita las puertas que le abrimos; es posible que ni siquiera intentemos descubrir qué entiende“, dijo Vikram Jaswal, profesor de Psicología de la Universidad de Virginia. y el autor principal del estudio. “Nuestro estudio muestra que la capacidad de lenguaje, aprendizaje y lectoescritura de las personas con autismo que no hablan ha sido seriamente subestimada“.

Los investigadores abordaron una cuestión fundamental sobre la lectoescritura: si las personas con autismo no verbal reaccionan o no a las letras, palabras y oraciones de la misma manera que las personas alfabetizadas y con desarrollo típico.

autismo no verbal y lectoescritura

El equipo de Jaswal desarrolló un método similar al juego de arcade Whac-a-Mole, que requería que los participantes tocaran las letras que se mostraban en una tableta tan pronto como se iluminaban. En algunos casos, las letras se iluminaban en secuencias que deletreaban frases que los participantes habían oído anteriormente en voz alta, y en otros casos las letras se iluminaban en secuencias sin sentido.

El equipo de investigación asumió que una persona alfabetizada, que sabe deletrear y puede convertir el habla a su forma escrita, puede predecir la siguiente letra en una oración que ha escuchado en voz alta incluso antes de ver esa letra iluminarse. En consecuencia, se podría esperar que respondieran más rápido a las oraciones que a las secuencias sin sentido. El equipo de Jaswal descubrió que más de la mitad del grupo de muestra de 31 participantes con autismo no verbal respondieron de la misma manera que lo haría un individuo alfabetizado.

Según Jaswal, los resultados son sorprendentes porque muestran que, aunque la mayoría de los participantes en el estudio no habían recibido instrucción formal en lectoescritura, muchos habían desarrollado una comprensión de cómo funciona el lenguaje escrito.

La sociedad tradicionalmente ha asumido que las personas que no pueden hablar no pueden entender el lenguaje ni aprender a leer o escribir“, dijo Jaswal. “Pero nuestros hallazgos sugieren que muchas personas con autismo tienen habilidades básicas de lectoescritura. Con instrucción y apoyo adecuados, podría ser posible aprovechar estas habilidades para brindar acceso a formas escritas de comunicación como una alternativa al habla. Aprender a expresarse a través de la escritura abriría oportunidades educativas, laborales y sociales a las que históricamente no se les ha dado acceso a las con autismo no verbal”.

Se trata de una investigación de vanguardia con un enorme potencial de impacto“, afirmó Christa Acampora, decana de la Facultad y Escuela de Graduados en Artes y Ciencias. “Somos realmente afortunados de contar con el profesor Jaswal y destacados estudiantes de posgrado como Kayden Stockwell y Andrew Lampi en la comunidad de investigación de la universidad. Juntos, están planteando preguntas importantes y su descubrimiento tendrá consecuencias que cambiarán la vida de muchos”.

De la misma manera que las personas sordas pueden aprender a comunicarse mediante la lengua de signos, las personas con autismo no verbal pueden desarrollar la lectoescritura como vía de comunicación. Pero esto implica en cambiar la forma de enseñar a escribir, ya que normalmente los educadores se basan en el habla para la enseñanza de la lectoescritura, algo que en personas con autismo no verbal es poco menos que imposible.

La carencia de habla no implica la incapacidad de aprendizaje. Sabemos que el desarrollo de la inteligencia está relacionado con el desarrollo del lenguaje, pero eso no implica que la persona no verbal desarrolle su propio lenguaje interno que usa para procesar sus pensamientos. Que nosotros no sepamos interpretarlo no significa que no exista.

Bibliografía:

Vikram K Jaswal, Andrew J Lampi, Kayden M Stockwell. Literacy in nonspeaking autistic people. Autism, 2024; DOI: 10.1177/13623613241230709


Descubre más desde Autismo Diario

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre más desde Autismo Diario

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

×