Día Mundial del Autismo 2024

El día mundial del autismo se adoptó el 27 de noviembre de 2007, cuando la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución que declara el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, pero no se estableció como un día de celebración, sino como un día para reivindicar.

Día mundial del autismo, 17 años de reivindicación y visibilidad

Así es, 17 años han pasado ya, y muchas cosas han cambiado. Hoy la visibilidad del autismo es mucho mayor, además, cualquier cosa es autismo, así que la prevalencia se ha disparado. Pero se ha disparado de una forma increíble, tan increíble es que los que de verdad saben, sencillamente no se la creen.

También se ha usado el día mundial del autismo como forma de llevar a cabo campañas de blanqueamiento del autismo, para hacer creer que es super cuqui y superfashion. Campañas que tiene un lado bueno y otro muy malo. Que benefician a unos pocos y perjudican a muchos.

Además, los fondos destinados a la atención (por lo general de pésima calidad) se han disparado. Enhorabuena, antes el autismo era una discapacidad y ahora es un negocio, día mundial del autismo mediante.

Han pasado 17 años y la Atención Temprana sigue siendo o de mala calidad o inexistente. Las políticas públicas siguen dando vueltas a leyes absurdas que acaban siendo discriminatorias y que encima no tienen presupuesto. De forma que suelen ser papel mojado.

Y es que, en el día mundial del autismo, el colectivo sale a la palestra, a veces con más fuerza y a veces con menos, sobre todo a llevar a cabo campañas de autoconcienciación. Es decir, a explicarnos a nosotros mismos lo bueno y lo malo de todo esto. Y sobre todo, a explicar de forma clara como victimizarse de manera que a través de ese proceso de victimización se consigan privilegios, que no derechos.

Los viejos del lugar frente a los recién llegados

Y si alguien que recién llega a este mundo lee esto igual se sorprende del tono negativo. Y quizá le desagrade, estará en su pleno derecho a sentir eso. Pero no se preocupe usted, en unos años lo entenderá.

Y es que, tras 17 años de Autismo Diario, ¡cómo pasa el tiempo!, y 19 en esto del autismo de forma oficial, y toda mi vida de forma oficiosa, pues aprendes a ver las cosas en perspectiva.

El Día mundial del autismo está muy bien, nos ha visibilizado en la sociedad, eso unido a muchas campañas de comunicación y mucho activismo por parte de centenares de miles de personas a lo largo del mundo. Ahora bien, al final lo que cuenta son los resultados, igual que en un negocio. Si montas tu propia empresa, pero no ganas dinero, al final la vas a cerrar, salvo que seas multimillonario claro.

Y quizá tras tantos años haces balance de los resultados obtenidos, y bueno, a mi juicio no son todo lo buenos que me hubiera gustado.

Concienciando que es gerundio

Si es cierto que hace no tanto todo era muy distinto, de hecho, los pictos te los hacías tú mismo, incluso hacías recortables con revistas y catálogos de supermercados, en un interminable trabajo de manualidades. Acababas armando una especie de imprenta casera para el material que tu hijo pudiera requerir.

Hoy todo eso ya no es necesario (o sí, que de todo hay), lo puedes comprar, e incluso hay 1001 apps que puedes instalar en un SmartPhone o Tablet u otro gadget tecnológico. Y la verdad es que ayuda bastante.

Ahora ya nadie te da el diagnóstico y a continuación el pésame, o casi nadie. Lo cual, la verdad es de agradecer. El discurso ha cambiado. El autismo ya no suena tan mal como antes. El nombre, las consecuencias son más o menos las mismas, eso si que no ha cambiado, desgraciadamente.

Y muchas de esas cosas han cambiado gracias a la concienciación, visibilidad, publicidad, comunicación, …, es decir, a ese nivel si se han conseguido muchas cosas. Antes el autismo no existía, y cuando existía era una desgracia. Hoy el autismo sí existe, la gente tiene más conciencia a ese nivel y cuando tu hijo la lía parda la palabra autismo te da cierta patente de corso. Y hoy hay mucho más conocimiento científico, y tu hijo puede acudir a una escuela normal y corriente, le llaman inclusión educativa (Pero en realidad es incrustación educativa).

En resumen, que en eso sí se ha avanzado, ahora el autismo da menos pena, es más visible y, en teoría, hay más conocimiento y recursos. Por ahí las cosas han ido más o menos bien.

Cuando todo es autismo

También es cierto que hoy en el autismo entra cualquier cosa, así que la probabilidad de tener un diagnóstico de autismo, indistintamente de tu edad y condición, es muy fácil. Lo cual no es bueno. Y no lo es porque se desvirtúan las realidades y acabas generando una imagen excesivamente difusa de algo que hasta hace nada estaba muy claro.

Así que el Día mundial del autismo se está convirtiendo en el día mundial de cualquier problema de salud mental que ahora se llama autismo y que antes tenía otro nombre. Bueno, hoy sigue teniendo el mismo nombre, pero ya no se usa.

Y eso no es demasiado bueno, para nadie. Así que quizá sea el momento de empezar a plantearse de nuevo ¿Qué es el autismo?

Dia mundial del autismo sin necesidades cubiertas

Y esta es la realidad que permanece. Porque no nos engañemos, a ese nivel poco hemos avanzado en todos estos años. Y es que además ahora tenemos un problema añadido, hay 928.484 “especialistas” que dicen saberlo todo y que son super cuquis y superfashion, que de autismo en realidad no tienen ni puñetera idea, pero como siempre hay gente nueva te van a sacar la pasta de una forma u otra.

Y a lo mejor acudes a reuniones tipo secta, bootcamp les llaman ahora, que no deja de ser una forma de sacarte dinero del bolsillo y hacerte creer que ahora te sientes mejor. Ves a Youtube y mira algún video de algún gurú de la India, es gratis y tiene el mismo efecto. Pero cada vez que veas eventos de este tipo, ¡huye!, mejor emplea el dinero en una logopeda, o en integración sensorial, que eso si le hace falta a tu hijo, no que tú pierdas tiempo y dinero en sesiones tipo secta.

Llevo muuuuuuucho tiempo diciendo lo mismo, las asociaciones de autismo NO necesitan terapeutas, necesitan abogados, porque las administraciones públicas de tú país (que da igual el que sea, todos hacen lo mismo) te van a torear, y necesitas saber moverte entre las triquiñuelas del sistema público.

Pide Atención Temprana y prepara a tu hijo para el colegio si recién empiezas. Pero si eso ya pasó, busca terapia ocupacional, integración sensorial, psicomotricidad, …, especialistas en apoyos visuales, …, en resumen, gente que sepa y que apoye a tu hijo y te forme a ti. Y no vayas a bootcamps, ni eventos de ese tipo por Dios que son un timo.

Concluyendo, el día mundial del autismo está muy bien, es un gran instrumento, pero vete espabilando para que tu hijo tenga los apoyos que necesita y tú también, espabila y fórmate.


Descubre más desde Autismo Diario

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Descubre más desde Autismo Diario

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

×