Eutanasia, autismo y la solución final holandesa

En el año 2002 la eutanasia y el suicidio asistido fueron despenalizados en Países Bajos siempre y cuando estos sean facilitados por personal médico.

Según la legislación de Países Bajos (Holanda) solo se podrá proceder a la eutanasia o suicidio asistido a personas que sufran de un dolor insoportable y cuya enfermedad sea incurable. Y por supuesto debe ser realizada bajo una autorización expresa y en conciencia completa del paciente ¿Seguro?

La solución final holandesa para el autismo

Según podemos ver en la web oficial del gobierno de Países Bajos dice lo siguiente:

En los Países Bajos, la eutanasia la realiza el médico tratante, que administra al paciente una dosis letal de un medicamento adecuado, previa petición expresa de éste. La legislación holandesa pertinente también cubre el suicidio asistido por un médico (donde el médico suministra el medicamento, pero el paciente lo administra).

Así mismo establece el marco para personas que, llegado el caso puedan perder su capacidad de toma de decisiones, pero realizaron un testamento vital. Consulte el enlace oficial para más información.

Sin embargo, en Países Bajos se aplica el “suicidio asistido” a personas con autismo y/o con discapacidad intelectual. Que a priori puede sonar increíble ya que en teoría no pueden dar su consentimiento.

Un estudio encontró que entre 2012 y 2021, 39 pacientes con discapacidad intelectual o autismo fueron “eutanasiados” en Países Bajos.

Euthanasia and physician-assisted suicide in people with intellectual disabilities and/or autism spectrum disorders: investigation of 39 Dutch case reports (2012–2021).

Tuffrey-Wijne I, Curfs L, Hollins S, Finlay I. Euthanasia and physician-assisted suicide in people with intellectual disabilities and/or autism spectrum disorders: investigation of 39 Dutch case reports (2012–2021). BJPsych Open. 2023;9(3):e87. doi:10.1192/bjo.2023.69

Y esto es solo la punta del Iceberg. Porque en el estudio dice que los motivos para solicitar la eutanasia fueron: aislamiento social y soledad (77%), falta de resiliencia o estrategias de afrontamiento (mentales y conductuales) (56%), falta de flexibilidad (pensamiento rígido o dificultad para adaptarse al cambio) (44%) e hipersensibilidad a los estímulos (26%).

En general, aquellas personas que pudieron explicar su situación relataban que su vida era horrible. Recomiendo que lean el informe, es de libre acceso.

Eutanasia como solución para el autismo

Según hemos visto en la legislación de Países Bajos, la persona que solicite la eutanasia o suicidio asistido debe cumplir una serie de requisitos. Un sufrimiento insoportable sin expectativa de mejora. Plena conciencia y capacidad para comprender y expresar el consentimiento.

Bien, pues el autismo, como no se puede curar y es para siempre, implica que va a generar un sufrimiento insoportable de por vida. Y por supuesto, una persona con autismo, con una profunda depresión (esto es una obviedad, pero conviene recalcarlo), no va a poder cumplir con el requisito de plena conciencia y capacidad.

Y, sin embargo, según el estudio, 39 personas fueron eutanasiadas. Ciertamente se dan muchos más casos altamente controvertidos, no solo con autismo. Personas con Alzheimer o demencia, con discapacidad intelectual u otras condiciones clínicas que alteran el requisito de plena conciencia, fueron aceptados para la eutanasia.

Hay que tener en cuenta los datos, y presten atención. Según el comité de revisión de la eutanasia del gobierno de Países Bajos, entre el 2012 y el 2021, 60.000 personas fueron aprobadas para morir con aplicación de la eutanasia o suicidio asistido. De esos 60.000 casos, el citado comité dio los datos de solo 900 casos, que son los que analizó el estudio arriba referido.

Es decir, que si de 900 expedientes hay 39 casos de personas con autismo que fueron aceptadas para la eutanasia ¿habrán entonces más de 4.400 personas con autismo que recibieron eutanasia en los otros 59.100 casos que el gobierno neerlandés no ha mostrado?

eutanasia autismo diario

Cuando veas las barbas de tu vecino quemar, pon las tuyas a remojar

Y es que si una mala condición de vida, impactada por las dificultades que las personas con autismo tienen para encajar en la sociedad occidental, es motivo suficiente para que te concedan el derecho a la eutanasia o suicidio asistido, revela que nuestra sociedad piensa que:

  • Porqué debemos dar a estas personas apoyo si podemos mandarlas con “el creador”.
  • Si el autismo no se cura y este implica que puede llevar a la persona a una depresión severa, ayudémosla concediéndole la eutanasia.

Que hoy es la gente con autismo u otras discapacidades, pero mañana serás tú, que debido a la sociedad en la que vives no puedes adaptarte y nadie hará el más mínimo esfuerzo para que exista una convivencia real.

Eutanasia, autismo y ética

La práctica de la eutanasia conlleva diversas consideraciones éticas, ligadas principalmente al derecho del individuo a poner fin a su existencia (al menos en el aspecto terrenal, de lo no terrenal no tenemos datos). Se puede estar de acuerdo o no, se pueden entender o no los motivos que mueven a algunas personas a desear poner fin a su vida.

Pero se puede entender que hay casos que tiene toda la lógica, alargar un sufrimiento que va a conducir de forma inevitable a una muerte, normalmente provocada por alguna enfermedad.

Ahora bien, si nos fijamos en los casos del estudio, donde evidentemente hay un sufrimiento en la persona, podemos ver que ese sufrimiento lo provoca un entorno social hostil. La carencia de apoyos adecuados. La muy probable carencia de terapias, y en suma, la condena al ostracismo de esa persona.

Por tanto, si esa persona recibiese apoyo y ayuda, es altamente probable que su calidad de vida mejorase y sus pensamientos suicidas desaparecieran. Es muy probable que la vida de esta persona tuviera un mínimo de dignidad, y es muy probable que muriese a causa de la edad, y no a causa de un sistema con tintes psicópatas que le pareció bien acabar con la vida de una persona. Estamos pues ante ¿eutanasia o asesinato?

Saquen ustedes sus propias conclusiones, las mías creo que están claras. Les recomiendo efusivamente que accedan a las fuentes originales, y enlaces que hay en este texto y en los enlaces que les pongo a continuación.

Pero todo esto me recuerda a algo que ya escribí en el año 2012 sobre el proyecto Aktion T4.

Eutanasia, autismo y discapacidad intelectual, otros enlaces de interés sobre este tema:


Descubre más desde Autismo Diario

Suscríbete y recibe las últimas entradas en tu correo electrónico.

Descubre más desde Autismo Diario

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo

×