Día Mundial de Concienciación del Autismo 2021 : Seguimos en pandemia

El 27 de noviembre de 2007 la Asamblea General de la ONU adoptó una resolución que declara el 2 de abril como Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, pero no se estableció como un día de celebración, sino como un día para reivindicar. En el año 2021, seguimos en pandemia, pero seguimos concienciando.

El año pasado nos referíamos a los problemas derivados de una incipiente pandemia debida a la COVID-19, ha pasado un año y parece que fue ayer, y esta frase adquiere un gran significado, porque realmente parece que fue ayer, seguimos con la pandemia.

Ya vimos cuán frágil es el colectivo cuando debe enfrentar situaciones excepcionales, llevamos un año y seguimos viviendo una situación excepcional.

Los efectos de la pandemia y la concienciación del autismo

Este año 2021, el día 2 de abril celebraremos nuevamente el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo, aunque nuevamente deberemos innovar para poder difundir un mensaje de concienciación. Quizá debamos tomar en consideración la relevancia que las redes sociales han adquirido a la hora de difundir mensajes, en esta nueva “normalidad” a la que nadie somos capaces de acostumbrarnos.

Los últimos 12 meses han sido, en general, extraordinariamente complejos para todos. Se han tenido que afrontar retos para los que no estábamos preparados, colegios cerrados, centros de terapia cerrados, y en general, todo cerrado. Luego abrieron con restricciones y con normas cambiantes, ahora sí, ahora no.

La sociedad se vio envuelta de un halo de ansiedad e incertidumbre que se propagó como otra pandemia oculta.

Todo eso, junto con una larguísima lista de situaciones cambiantes generaron un escenario que dejó al descubierto la extrema fragilidad que el colectivo del autismo tiene. Desde los más niños a nuestros mayores. Todos debieron afrontar, a veces sin entender muy bien el porqué, un nuevo escenario de vida. Así, sin avisar, sin tener tiempo a reaccionar.

No queda claro que hayamos podido crear un escenario adecuado para intentar resolver situaciones de mejora, lo que sí hemos visto son, otra vez, pasos hacia atrás.

En España el Gobierno mandó al olvido el muy prometido Centro de Referencia Estatal de Autismo, un anuncio que fue recibido con alegría y que tras la eliminación del proyecto ha supuesto un jarro de agua fría para el colectivo español de autismo.

Pero en el conjunto de Iberoamérica las cosas no han ido mucho mejor. Las malas noticias se acumulaban, aunque la pandemia fue capaz de ocultar todos estos retrocesos en la mejora de la calidad de vida de las personas con autismo.

Las alteraciones del día a día durante la pandemia

Obviamente todos los efectos negativos han sido intensos y extensos. Han generado que aspectos de nuestra cotidianidad y nuestras rutinas se hayan visto alterados de forma sustancial. Todo esto ha traído bastantes cosas malas, pero también ha generado otras buenas, algunas inesperadas, pero nos han dejado claro que a pesar de todo, con tesón las cosas pueden salir adelante, a pesar de confinamientos, cuarentenas, restricciones, mascarillas, y alteraciones diversas, esas que nos han llevado a puros empujones a esta nueva normalidad.

Seguimos adelante

A pesar de todo, seguimos adelante. Toma conciencia sobre el autismo, pero también conócelo, este era un mensaje que ya publicamos en su día, pero sigue teniendo idéntica validez. Concienciar implica también ayudar a conocer, es algo básico. Quizá esta pandemia haya sido “útil” para ayudar a dar a conocer las necesidades específicas de muchas personas con autismo.

Aspectos como la educación, que no deja de generar problemas; Los recortes en la atención profesional; El empleo, que, si en general está mal para todos, para las personas con autismo se ha convertido en una especie de utopía. António Guterres, Secretario General ONU, nos lo decía así en el mensaje de ese año: Para que las personas con autismo puedan acceder a un trabajo decente en condiciones de igualdad hace falta crear un entorno propicio y realizar ajustes razonables.

Pero a pesar de todo, seguimos adelante, este año, igual que ya se hizo el año pasado, volveremos a inundar nuevamente las redes sociales para que el autismo se conozca, con toda su increíble diversidad y variedad.

Más sobre Día Mundial de Concienciación del Autismo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.