Curso de especialización en autismo de Fundación Quinta

En el año 2008 la Fundación Quinta inició su primera edición del Curso de especialización en autismo, nació de su propia necesidad de disponer de personal bien formado.

Tras 15 años ha conseguido consolidar su programa de formación como uno de los mejores a nivel teórico y práctico para profesionales de atención general en autismo. Y no deja de ser relevante que el 90% de sus alumnos obtienen un empleo relacionado una vez finalizada su formación. Y es que la falta de personal capacitado es una realidad.

Oferta general en cursos de especialización en autismo

Hoy encontramos una gran cantidad de ofertas bajo la misma premisa. Aunque la verdad es que la gran mayoría tienen fuertes carencias.

Hay algunos puntos que son de especial relevancia a la hora de valorar un programa de formación en autismo y que consideramos imprescindibles a la hora de decir que un curso de especialización en autismo es válido:

  • La experiencia del centro.
  • El tiempo de duración del programa de formación.
  • La modalidad de atención al alumnado.
  • La parte práctica.
  • El equipo formativo.

Si analizamos bajo estos puntos cualquier curso de especialización en autismo, nos van a quedar, …, uno, y es este. Y seguramente muchos centros se enfadarán por esta afirmación, pero veamos por qué decimos esto.

Curso de especialización en autismo de Fundación Quinta

Esta es su 15 edición. Es decir, cumplen la primera premisa sobradamente. Es importante que se formen en lugares que lleven tiempo capacitando, recuerden, la experiencia es un grado.

El programa de formación dura 9 meses. Eso son un mínimo de 125 horas de atención por parte del alumno. No se puede aprender sobre autismo en un curso de una semana. O en una videoconferencia.

Tiene tres modalidades: Presencial, presencial y online, y 100% online. En todas tienes seguimiento y tutorías por parte del equipo formador. Es decir, no vas a ver vídeos o leer textos únicamente. Deberás realizar tareas, serás evaluado, y deberás poner mucho de tu parte, porque sencillamente no es fácil. Tener atención directa y personal es básico y fundamental.

Es obligatorio realizar trabajos y tener una visión práctica. Y en la modalidad presencial, obviamente además de la parte teórica y los trabajos para las evaluaciones, se llevan a cabo 650 horas de trabajo práctico. Pero es que el equipo docente trabaja día a día con la realidad del autismo. No son teóricos universitarios (Con todo nuestro respeto para los teóricos). Una vez una alumna del máster en autismo al acabar su formación y recibir su titulación universitaria se preguntaba, ¿qué pasará cuando me pongan delante a un niño de verdad?

El equipo formativo es fundamental. Son profesionales que llevan mucho tiempo trabajando en directo con las mil caras del autismo. Consideramos que es algo básico, ya que cuando te surgen dudas sobre realidades, tienes al otro lado a una persona que ha lidiado con mil y una situaciones distintas.

Y además cuenta con bolsa de empleo, cosa bien interesante en los tiempos que corren.

Diferencias con la formación universitaria

Los programas universitarios en formación de autismo son bastante diferentes. Sus ventajas son obtener titulación universitaria y en algunos casos titulación oficial, se otorgan créditos académicos, y quedan genial a la hora de opositar a empleos públicos. Suelen tratar de forma bastante intensa aspectos más ligados al orden científico que al práctico. Saber el papel de las neuronas espejo es importante, pero no se las van a ver al niño o niña que les pongan delante.

El propósito de la formación universitaria es mucho más teórico, que es importante. Pero a la hora del trabajo en persona y del día a día acaba siendo poco útil. Aunque es necesario tener el conocimiento teórico, es muy relevante conocer las dificultades reales y las técnicas para abordarlas.

Evidentemente un especialista en diagnóstico va a requerir unos conocimientos diferentes a quien trabaje con adultos y altas necesidades de apoyo.

Formación universitaria vs formación directa

La formación universitaria te dota de herramientas teóricas. Que es muy importante. Pero la formación dirigida a darte las herramientas para el día a día son básicas, imprescindibles y fundamentales para quienes van a trabajar en asociaciones, centros de atención, centros educativos o cualquier otro espacio donde se trabaje en el apoyo a personas con autismo. Y este tipo de formación no es muy habitual encontrarla en centros universitarios.

Titulación oficial vs Conocimiento

Vivimos en un mundo donde el título parece valer más que las capacidades de la persona. Hasta que empiezas a trabajar en un centro con personas con autismo de todas las edades, de todas las necesidades de apoyo, y con una gran variedad de situaciones.

A la hora de la verdad, el título oficial queda muy bien colgado en la pared, pero no resuelve.

Lo barato sale caro

Uno de los grandes problemas a la hora de formarse es afrontar el costo de la formación. Por ejemplo, un Master oficial viene costando entre 3 y 4 mil euros en promedio. Te da un título de Máster en Autismo.

En cuanto a formación no universitaria, los costos de la formación de calidad también son elevados, aunque al no existir tasas universitarias siempre van a ser más económicos. Pero obviamente, una formación de calidad no va a costar 50 euros. Francamente, si no tienen capacidad económica para pagar formación de calidad, tienen muchas opciones de aprender de forma gratuita, no malgasten su escaso dinero en cursos de dudosa utilidad.

¿Cómo saber más sobre el curso de especialización en autismo de Fundación Quinta?

En la web de Fundación Quinta tienes toda la información de los diferentes programas, tanto la modalidad presencial con prácticas, el programa teórico y online.

Hagan clic AQUÍ y AQUÍ para acceder a la web oficial de la Fundación Quinta. Si tienen dudas o preguntas, escríbanles y despejen todas sus dudas.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

×