La Serotonina y su vinculación con el Autismo

Serotonina

Desde hace unos sesenta años se viene demostrando de forma sistemática la relación entre niveles anormales de serotonina y el autismo. Ya en 1961, los investigadores Schain y Freedman encontraron que el 40% de los niños con autismo del estudio, presentaban altos niveles de serotonina en sangre. Alrededor de 600 estudios científicos después, los datos se confirman de forma insistente, pero a pesar de ello siguen existiendo demasiados enigmas que quizá estemos a punto de resolver.

Pero para poder comprender mejor esta información, intentaremos explicar qué es la serotonina y sus implicaciones en la vida humana.

La Serotonina (5-hidroxitriptamina, más conocida como 5-HT) es un neurotransmisor. Actúa como un inhibidor conductual, también es conocida su función como regulador del apetito, del deseo sexual, de los estados del humor, del sueño o incluso de la temperatura corporal. Se la conoce popularmente como la hormona del buen humor o de la felicidad. A su vez, su intervención parece ser de gran importancia en las funciones cognitivas y perceptivas. Interactúa directamente con otros neurotransmisores como la dopamina o la noradrenalina. Estos dos neurotransmisores también están relacionados con aspectos relacionados con el comportamiento, la psicomotricidad, las capacidades de aprendizaje, el sueño o incluso la depresión

La serotonina también está directamente relacionada en la producción de melatonina. La melatonina es sintetizada a través de la serotonina. La melatonina actúa como inductor y regulador del sueño. Es decir, que controlan los Ritmos Circadianos (Ritmos biológicos). Algo así como un sistema que activa y desactiva funciones, acelera o decelera procesos. Se presume, que un desequilibrio en los niveles de serotonina puede estar relacionado con problemas de crecimiento, la esquizofrenia, el trastorno obsesivo compulsivo o el autismo infantil.

La serotonina es sintetizada por un aminoácido llamado triptófano. Este aminoácido es esencial en la alimentación humana y promueve la liberación de la serotonina. Este aminoácido se obtiene a través de la alimentación y está presente diversos alimentos como: los huevos, la leche, los cereales integrales, el chocolate, la avena, los dátiles, las semillas de sésamo, los garbanzos, las pipas de girasol, las pipas de calabaza, los cacahuetes, la carne de pavo o la espirulina. Hay que destacar que muchos de los alimentos aquí nombrados son eliminados en algunos tipos de dieta, es por eso tan importante el riguroso control por parte de especialistas a la hora de enfrentar este tipo de dietas en niños.

Doctor Efraín Azmitia

En el cerebro del niño, la serotonina estimula el crecimiento de las neuronas, por tanto, en niños que presentan un elevado nivel de serotonina sus cerebros tendrán un mayor tamaño. Aspecto que suele estar relacionado en los casos de niños con autismo. Para profundizar en este tema, el Doctor Efraín Azmitia, profesor de Biología de la Universidad de Nueva York, y colaboradores han realizado una investigación en base a tejidos cerebrales que el banco ATP (Autism Tissue Program), patrocinado por Autism Speaks, proporciona. Según estudios previos y basados en los tejidos del citado programa, se ha confirmado que el peso de los cerebros donantes de edades comprendidas entre los 3 y los 18 años tenían un peso mayor que los cerebros de los donantes sin autismo.

Para observar los detalles de las neuronas productoras de serotonina, el Doctor Efraín Azmitia y sus colaboradores, tintaron muestras de tejido cerebral para poder seguir la forma de los axones y de cómo estás células se conectan con sus vecinas. El resultado fue que se observó un aumento del número de axones en las células de los niños con autismo. El análisis del tamaño y patrón de los axones de la serotonina confirma un aumento del tamaño del área del cerebro asociada con la audición y el habla, localizada en la corteza temporal superior. La hipótesis es que la maduración temprana de estas células podría limitar la incorporación de las mismas a las zonas relacionadas con el habla.

A su vez, se observa una reducción en la producción de serotonina tras la administración de triptófanos. Muchos de los comportamientos asociados al autismo nos indican una disminución de la actividad de la serotonina. Aunque lo enigmático del tema es que según varios estudios clínicos, la administración de serotonina a niños con autismo empeora los síntomas. Quizás el quid de este complejo tema esté relacionado con el aumento de los axones de la serotonina.

Este es un paso importante para la comprensión de los orígenes y causas del autismo y del por qué de el Síndrome. Esperamos que en breve los investigadores nos aporten nuevas claves y datos para comprender los orígenes, causas y a continuación poder encontrar sistemas destinados a una mayor mejoría.

ANEXOS:

Otros estudios relacionados con el ATP
Epilepsia y Autismo, un tándem mortal
El autismo afecta a cuatro veces más a lo varones, desvelan una posible respuesta

Estudio citado en este artículo
Azmitia EC, Singh JS, Whitaker-Azmitia PM. (2011) Increased serotonin axons (immunoreactive to 5-HT transporter) in postmortem brains from young autism donors. Neuropharmacology. 2011 Jun;60(7-8):1347-54.

7 comentarios en “La Serotonina y su vinculación con el Autismo”

  1. Hola. Gracias por esta informacion tan util. Creo que aunque casi al final del texto se menciona una duda sobre el efecto de la serotonina en niños autistas, creo que quizas la clave sea el triptofano mencionado casi al principio. Si suministrar serotonina a los niños no es seguro, los triptofanos en alimentos pueden funcionar para sintetizar la serotonina y aumentar sus efectos positivos, ademas de evitar un sobrante en el cuerpo.
    No se si me equivoco, pero me parece interpretar que aumentando el consumo de los alimentos que cada niño con autismo pueda comer del grupo mencionado aqui, podrian mejorar algo los sintomas. Ahora entiendo como mi hija con autismo instintivamente ansia las semillas de sesamo, ya que no puede comer casi nada de ese grupo, por multiples alergias. Ha comido tanta comida con semillas de sesamo que ultimamente esta rechazandolo a veces. Tratare de conseguir los otros dos que creo que si podra comer, pavo y spirulina, como comida, no suplementos, a ver si causan alguna mejora.
    Muchisimas gracias.

    Responder
  2. mm….igual….sin entenderlo…solo espero que se den pasos agigantados en este rubro…para como decia uno de los escribantes…mejoria de los niños con autismo en la actualidad….mayor empeño…en las investigaciones….sigan adelante…

    Responder
  3. Muy interesante, pero no termino de entenderlo, no sé si es bueno o malo que consuman alimentos q contengan triptófanos en el caso de q tuviesen elvados los niveles de serotonina. Estoy mirando el último informe médico de mi hijo para ver si aparecen los niveles de serotonina y no la veo como tal, si está el nivel de triptófano y es normal, pero no sé si tiene relación. Se hacen analíticas para ver el nivel de serotonina? También me llama la atención lo del mayor tamaño del cerebro, eso me imagino q se ve en una resonancia¿?, si se identificara una alteración en el tamaño tendrría q verse+

    Responder
  4. Que bueno que hay medicos que se dediquen aun mas ala investigaciòn para la solucion de los problemas que afrontan hoy dìa la sociedad. 1) como mejorar eel equilibrio del ser humano para tener una vida feliz.
    2) Dar respuestas a las necesidades, quienes por diferentes circunstancias de la vida se padece y con la medicina, se le da respuesta a dicha necedidad.
    3) Insto a los señores que se dedican a la Medicina …. adelante en ben de la humnaidad.

    Responder

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: