Autismo Diario y sus deseos para el 2020

Llevo muchos años escribiendo cada navidad un mensaje, siempre he intentado manifestar las realidades, a veces nada bonitas ni entrañables, del autismo, pero hay algo que es importante, y es lo que jamás hemos de perder, la ESPERANZA, pero no una esperanza curativa, sino una esperanza diferente, la que nos lleve a una victoria distinta.

Este año 2019 que está a punto de finalizar y el 2020 que ya llama a nuestra puerta, debe ser el año de la esperanza de vencer, de vencer primero a nuestros miedos, y de conseguir la fuerza que nos lleve hacia una victoria que es social, no médica.

En 1901 Charles Tindley, quien era ministro de una Iglesia episcopal metodista africana en Filadelfia (EE.UU.), compuso una canción, que a finales de los 60 se convirtió en un himno de lucha y libertad, la canción se llamaba «We shall Overcome», Venceremos, una canción que a partir de 1946 se convirtió en un himno a la resistencia, a la lucha por los derechos de los oprimidos. Joan Baez la hizo muy popular ya que en las marchas por los derechos civiles en los que participó, fue una de las canciones que sirvieron de lema.

Hoy, yo les quiero mandar ese menaje, ¡Venceremos!, incluso cuando a día de hoy digamos esta palabra con lágrimas en los ojos, sin fuerzas en el alma, con indignación por las injusticias, con el deseo de gritar nuestra rabia contenida, porque necesitamos que se sepa, que venceremos.

Y quizá, el precio pagado, el que se paga, y el que se pagará, sea alto, porque hay dolores y sufrimientos que pocos conocen, pero que estaban, están, y estarán ahí. Pero a pesar de todo ¡venceremos!

Y quizá, lanzar un mensaje así, consiga que muchos sean juzgados, malinterpretados, calumniados y vejados, pero a pesar de todo, ¡venceremos!

Venceremos porque la verdad está ahí, pero debe ser defendida, para que esa verdad sea real para todos y no una sensación de sufrimiento personal, para que las mentiras que lanzan sobre nosotros, finalmente sean solo un recuerdo de lo que sucedió tiempo atrás, por eso ¡venceremos!

Lo haremos, porque Ana, Carlos, Ignacio, Manuel, María, Carmen, …, son reales y tienen razón, porque sus vidas son difíciles, y porque entre todos, lucharemos para que tengamos un mundo mejor, por eso ¡venceremos!

Debemos poner alegría al pesimismo, luz a la oscuridad, pasión al desaliento, valor al miedo, necesitamos creer que podemos para no perder la esperanza, solo así ¡venceremos!

Que cada persona sea una voz que no ceja en decir ¡venceremos!, juntos o por separado, sigan adelante, ese es mi deseo para ustedes, mandarles la fuerza necesaria que les permita gritar ¡VENCEREMOS! Porque lo que creemos se hace realidad.

Feliz Navidad a todos, que el año 2020 les traiga la fuerza que necesitan todas y todos para creer que un mundo mejor, sí es posible.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.